3 ago. 2015

MI PADRE

Retrato realizado por el  pintor falconiano Jesús Manaure P.

Un sin fin de imágenes y situaciones vienen a mi mente cuando pienso en mi padre. Tantos años vividos, 95, no son pocos en la existencia de un hombre y yo nací cuando él ya había alcanzado los 46 . Describir esa primera parte se convierte en un bello y doloroso reto... tiempos muy duros cuyos efectos se respiraban aún en los recuerdos más remotos de mi infancia.

Foto restaurada por Agustín Perdomo Sicilia.
Hijo menor de Antonio Duarte Crespo y Juana Pérez Crespo, humildes campesinos de la Isla de La Palma, concretamente de un lugar llamado Breña Baja, vino al mundo un 9 de junio de 1907. Le correspondió ser el menor de cinco hermanos: Félix , Pedro Antonio , Juan y Jesús María.  Los cinco, unidos por demás, con un sentido de fraternidad mayor al que nadie pueda imaginarse y con el que  me martillaba frecuentemente  la cabeza con eterna insistencia, como si temiera que sus cuatro hijas algún día sucumbieran o pudieran distanciarse entre sí.

Aprendió a leer a la edad de 13 años, caminaba 5 kilómetros diarios para ir a la escuela y con una cesta de pan al hombro para venderla en el camino. Muchas veces  lo contaba, tal vez para incentivarnos la importancia del estudio, les confieso que trataba de pensar en esos momentos en otra cosa diferente...porque el dolor que me producía era insoportable...

Esta última fotografía es la más antigua con la que contamos. No refleja su mundo de niño viviendo cerca del mar atrapando con sus hermanos los "pejes verdes", recuerdo que le dibujara una sonrisa en los labios y un brillo especial en los ojos durante los últimos años de su vida.

                                 
Amigo lector, en los próximos días continuaré con una próxima entrega.Hasta entonces...



9 comentarios:

Ana BARBERENA DUARTE dijo...

Me encantó, querida Irene.

Ana BARBERENA DUARTE dijo...

Me encantó, querida Irene. Una fantástica idea la de publicar este blog dedicado a la memoria de tu padre, sin duda una figura interesante. Entre las historias familiares que he escuchado sobre él y lo que tú has comenzado a narrar, me tienes aquí como la más fiel y rendida seguidora de tu blog, por la admiración que me despierta la figura y persona de tu padre.
Me conmovió la carga de emotividad que imprimes al hablar de él, no es de extrañar, debió de ser una persona extraordinaria: culto, polifacético, admirado y querido por sus alumnos, todo eso unido a la azarosa vida que le tocó llevar en algunos momentos, le conforman como un ser verdaderamente especial; no es de extrañar siendo hijo de quien fue, tu abuela y mi bisabuela Juana. Sin duda, una mujer especial, extraordinaria y admirable. Tuve oportunidad de encontrar, hablando a propósito de ella, unas cartas escritas y rubricadas a lápiz, dignas de admiración, que me conmovieron como no te puedes imaginar: con qué letra tan cuidada y artística escribía ella, qué amor transmitía en esas cartas a su hijo Pedro (mi abuelo) recién emigrado a Venezuela, unas cartas escritas a lápiz por una señora de 90 años que, por su origen humilde ( los bisabuelos, como tú bien refieres fueron campesinos) no tuvo oportunidad de estudiar pero imagino que sí un gran tesón y un extraordinario afán de superación que indudablemente supo trasmitir a todos sus hijos y que yo pude confirmar en mi madre, una extraordinaria mujer de la que no pararía de hablar por sus excelentes y extraordinarias cualidades.
Por todo lo anterior, me tienes aquí, llena de curiosidad, a la espera de saber más de la familia y en especial de tu padre, al cual admiro.
Un fuerte abrazo, desde el otro lado del Atlántico, de tu prima Ana.

Irene Duarte dijo...

Ana, no tengo palabras...mucho nos dejaron
esos seres tan queridos que nos precedieron.
Tanto amor no pudo quedar en vano. Un gran
abrazo

Dal Per dijo...

¡Qué agradable sorpresa descubrir tu blog! ¡ Cuánta generosidad por tu parte! Me parece una idea maravillosa que ayudes a conocer la figura de tu padre. Espero con impaciencia tus próximas entradas. Un abrazo. Dácil

Irene Duarte dijo...

Gracias, Dácil !!!!. Para mi, todo un reto.
Un enorme abrazo

Unknown dijo...

Irene que interesante conocer datos de una persona a la cual admire y respete. Se fue pero sus enseñanzas continúan conmigo. Gracias por compartir.

Susana.M.Abreu.Duarte. dijo...

Muy interesante el blog y estoy muy Orgullosa de mi Abuelo. Espero ver pronto otras publicaciones.

Amparo Fajardo Pantoja dijo...

Querida Irene, muchas gracias por compartir conmigo este inolvidable blog dedicado a la memoria de tu padre, Don Carmelo Duarte Pérez. Leer tu blog es revivir la historia que de su infancia contaba mi suegro, don Práxeres Crespo González, primo segundo o tercero que fue de tu padre. Mi esposo José Luis Crespo Sicilia y yo, te mandamos muchos ánimos, alentándote para que sigas adelante con el blog. Saludos desde La Palma, Canarias.

reinareyes10 dijo...

Mi querida, Irene! Una excelente iniciativa, este Blog. Recibe mis felicitaciones y, seré una asidua lectora de tan interesante historia, sobre la vida de tú tan querido padre: Don Carmelo Duarte.
Vislumbro grandes enseñanzas.....